Hoy día son muchas las personas que cuentan con presencia digital, tanto para sus tiendas y negocios como para uso personal. Una de las principales preocupaciones de los propietarios es que la seguridad de sus sitios se vea vulnerada, por ello en esta oportunidad te contaré cómo saber si tienes tu página web hackeada y qué hacer al respecto.

Página web hackeada

¿Cómo saber si tu página web ha sido hackeada?

Una página web hackeada puede resultar una amenaza tanto para los propietarios del sitio como para los usuarios que accedan a él, ya que corren el riesgo de descargar archivos maliciosos, resultar víctimas de robo de información y más.

Cuando una página web es hackeada representa una pérdida económica para los propietarios ya que esta deja de funcionar correctamente, haciendo que se pierdan clientes potenciales, además de que es posible que los ciberdelincuentes sustraigan información financiera o confidencial.

Desde el punto de vista del usuario, ingresar a una página web hackeada no significa que automáticamente se vea amenazada su seguridad; sin embargo, al hacer clic sobre un enlace malicioso o descargar un archivo infectado la situación cambia.

Señales reconocibles para el usuario

Estas son algunas señales que pueden alertarte sobre la posibilidad de que estés navegando en una página web hackeada:

  • Contenido sospechoso o que no se relaciona con la temática del sitio, esto suele ser una clara señal de que esta web ha sido vulnerada y puede representar una amenaza descargar contenido de ella.
  • Ventanas emergentes y bombardeo publicitario, si bien la publicidad forma parte de algunos sitios, no es normal que aparezca con tanta frecuencia y que no pueda visualizarse cómodamente el contenido debido a ello.
  • Solicitud de datos para inicio de sesión que no están siendo cifrados, otra señal de que la información no se encuentra protegida y puede ser robada por terceros.
  • Redireccionamiento a otros sitios y direcciones url acortadas, cuando al acceder a la web te envía a otra página sospechosa y fuera de lo habitual o el link original del sitio se ha visto alterado, es claro que algo raro sucede y te conviene salir de allí.

Al identificar cualquiera de estas señales de alerta, lo mejor que puedes hacer es salir inmediatamente de la página web hackeada, evitando clicar o descargar contenido de la misma.

Señales reconocibles para el propietario

Es común que una página web hackeada siga funcionando, con la intención de sustraer información y aprovecharse de esta circunstancia. Algunas de las señales más claras son las siguientes:

  • Tu sitio web aparece dentro de la lista negra de páginas en Google.
  • Tu proveedor de hosting se ha percatado y ha desactivado tu sitio web.
  • Tu página web hackeada presenta una alerta por difusión de malware.
  • Usuarios nuevos y desconocidos creados en tu página sin tu consentimiento.
  • Cambios en el aspecto o funciones de tu web que no has realizado tú.
  • Contenido que no está acorde con el tema y además no lo has publicado tú.
  • Registro de acciones en tu sitio web que no has realizado y que pueden afectar a otras páginas.
  • Tu usuario se ha inhabilitado o se le han retirado permisos administrativos.

En cada caso particular podrás notar señales que te indicarán si existe un tercero que ha vulnerado la seguridad de tu web y te tendrás que poner manos a la obra para solventar la situación.

¿Qué hacer para solucionar una página web hackeada?

Existen diferentes respuestas para esta pregunta; sin embargo, lo más recomendable es contactes a un experto que pueda ayudarte a resolver la situación, en caso de que no cuentes con el conocimiento, el tiempo o la paciencia para hacerlo tú mismo.

Yo puedo encargarme de recuperar la web hackeada con mi servicio de asistencia técnica y una vez esté solucionado el problema, te recomiendo contratar mi servicio de mantenimiento web.

Hace poco publiqué un artículo hablando de los motivos por los que se debe contratar un servicio de mantenimiento web, seguramente te resulte de interés leer al respecto.

Si eres arriesgado y optas por hacerlo tú mismo, entonces te recomiendo lo siguiente:

Realiza un registro de los eventos

Elabora un registro de todos los eventos fuera de lo común que se han presentado en tu sitio web y te hacen sospechar que ha sido hackeado, algunos ejemplos son cambios de temas, plugins nuevos, modificación de widgets, contenido extraño, publicidad sospechosa y otros.

Estos registros te serán de utilidad para solucionar el problema, ya sea que lo hagas tú mismo o un experto en mantenimiento web.

1 - Escanea tu página web

Regularmente, es recomendable que realices un escaneo de tu sitio para detectar e identificar errores, amenazas y problemas que puedan afectar el funcionamiento de la misma.

Para hacer el escaneo puedes utilizar las herramientas propias del sitio o servicios de terceros. En el caso de WordPress, cuenta con algunos plugins que realizan esta función, tales como Sucuri, WordFence y otros.

También puedes recurrir a algunos externos como puede ser Virus Total.

2 - Escanea tu propio ordenador

Ya sea que tengas una página web hackeada o que tu ordenador haya sido vulnerado, cualquiera de ellas puede terminar por infectar a la otra, por ello es importante que además de escanear tu sitio, hagas lo mismo con tu ordenador.

Para realizar el escaneo solo debes ejecutar tu software antivirus y esperar a que este realice un diagnóstico. En caso de que tengas un virus, ya sea troyano o malware, podrás aplicar el mismo programa para eliminarlo.

En tal sentido, es importante que cuentes con un buen antivirus actualizado, que sea capaz de detectar la mayor cantidad de archivos maliciosos posibles y además eliminarlos efectivamente.

3 - Contacta a tu proveedor de hosting

En caso de que utilices un hosting compartido, es recomendable que avises cuando se detecte una página web hackeada, ya que es posible que otros usuarios del mismo hosting también estén afectados y necesariamente el proveedor deberá tomar acciones correctivas.

Además, el proveedor de hosting podrá verificar si se trata de un hackeo u otra eventualidad.

4 - Realiza un restablecimiento completo

Una vez que tengas la certeza de que tu página web ha sido hackeada es recomendable que inhabilites todos los accesos, temporalmente deberás realizar un bloqueo de usuarios y reestablecer o cambiar sus contraseñas para contribuir a evitar que continúe la situación.

5 - Refuerza los accesos

Renueva de forma periódica tu contraseña de acceso al sitio, empleando para ello combinaciones aleatorias, como las que se generan en LastPass u otras aplicaciones útiles similares a esta.

Además puedes optimizar los plugins de seguridad y acceso que tienes en tu página o solicitar a tu experto en mantenimiento web que lo haga.

6 - Realiza copias de seguridad

Como te he comentado en otros artículos, es importante que cuentes con copias de seguridad de tu sitio y que las realices con cierta regularidad, esto te permitirá respaldar tu base de datos y los ficheros almacenados en tu página.

En caso de que seas víctima de una página web hackeada, podrás restaurar tu sitio reestableciéndolo a partir de la copia de seguridad más reciente que hayas realizado.

7 - Elimina la amenaza

A partir de los escaneos realizados en pasos anteriores podrás detectar la amenaza en tu sitio web y proceder a eliminarla para acabar con el problema.

Para ello, es ideal que cuentes con un servicio de mantenimiento web como el mío o dispongas de conocimientos técnicos con los cuales puedas ejecutar códigos y aplicaciones de limpieza.

8 - Actualiza periódicamente tu WordPress

Cuando actualizas constantemente tu WordPress y los plugins de tu sitio, estos suelen venir con mejoras en materia de seguridad, haciendo mucho más difícil que seas víctima del hackeo, mientras que en versiones obsoletas suele ser sencillo vulnerar estas medidas.

Con esta acción podrás mantenerte un paso delante de los ciberdelincuentes y no al revés, además te sugiero que lo hagas de forma manual y no automatizada, para asegurarte de que se lleve a cabo correctamente.

9 - Contrata los servicios de un experto

Comprendo perfectamente que desees ahorrar algo de dinero y hacer tú mismo todo lo que implica el mantenimiento web, pero créeme que al final "lo barato sale caro".

Esos pocos euros que ahorras al tratar de hacer tú mismo las labores de un experto en mantenimiento web, pueden convertirse en gran cantidad de dinero que deberás pagar para solventar errores y eventualidades que se presentan al accionar de forma incorrecta o ser víctima de una página web hackeada.

Cuando contratas servicios como el mío, puedes apreciar que por poco dinero te evitarás grandes dolores de cabeza, protegerás tu inversión y todo marchará muy bien.

Además, mis servicios son muy versátiles y pueden adaptarse a tus necesidades y las de tu sitio web, por lo que recibirás atención personalizada al mejor precio del mercado.

¿Te gustó este artículo? Si es así, compártelo con tus amigos y conocidos 😉

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Sobre mí

Sobre mí

¡Hola! Me llamo Jose AMD, vivo en Sevilla y soy Desarrollador Web. Estoy aquí para ayudarte a crear y mejorar tu página web, para que así puedas convertir tus grandes ideas en realidad. ¡Infórmate!

Déjame un mensaje

Me gustaría saber más sobre ti, tus proyectos y cómo crees que puedo ayudarte con tu página web. Puedes contactar conmigo enviándome un email a info@joseamd.es o rellenando el siguiente formulario, como prefieras 😉

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Ir arriba