Errores de freelancers: Evita cometerlos o corrígelos a tiempo

He dedicado este post a los principales errores de freelancers, aquellos que la mayoría cometemos al comenzar a trabajar por cuenta propia, porque si bien son una fuente esencial de aprendizaje también podrían conducirte al fracaso cuando no los corriges a tiempo. Toma en cuenta estas recomendaciones y estarás un paso más cerca de conseguir el éxito.

Errores de freelancers

Top 18 errores de freelancers y cómo evitarlos

Aunque de los errores se aprende, a mí mismo me hubiera gustado conocer muchas de las recomendaciones que compartiré contigo en este post para evitar dolores de cabeza, pérdidas de ingresos y haber tenido que lidiar con personas que no acabaron por convertirse en clientes.

Los errores de freelancers son motivados por la falta de experiencia sobre cómo manejar tu propio emprendimiento o negocio.

La mayoría de los que decidimos convertirnos en autónomos hemos trabajado anteriormente para alguien más y desconocíamos todo lo que implica, mi intención es evitarte los tragos amargos y que consigas el éxito que deseas con menos percances ¿Qué mejor manera de hacerlo que compartiendo contigo los principales errores de freelancers?

Error 1: Aceptar todos los trabajos

Este es un error frecuente cuando estamos comenzando como freelancers y surge ante la incertidumbre de dejar pasar a un posible cliente y no conseguir otro pronto, lo cual implicaría una carencia de ingresos.

Se trata de un error cuando acabamos aceptando proyectos o trabajos que quizá están relacionados con el sector al cual nos dedicamos, pero no corresponden realmente a nuestra especialidad. Como consecuencia, no podemos proyectar todo nuestro potencial y terminamos desempeñándonos en algo que no nos apasiona verdaderamente.

También es un error cuando aceptas todos los encargos y superas tu propia capacidad de producción, por temor a rechazar un cliente y perderlo. Acabas sacrificando la totalidad de tu tiempo para conseguir terminar todos los trabajos en las fechas pautadas y descuidas otros aspectos esenciales como la vida social o el descanso.

Cuando ya llevas algún tiempo en este negocio aprendes a organizarte mejor y te das cuenta de que si ofreces un trabajo con excelencia, un cliente verdaderamente interesado y que te valore estará dispuesto a adaptarse a tu disponibilidad, claro está, dentro de unos márgenes.

Con esto no quiero decir que siempre hagas esperar a los clientes o que sólo dediques dos horas de tu día al trabajo. Por el contrario, se trata de que realices un horario que te permita cumplir con estas obligaciones sin descuidar otras actividades importantes en la vida de cualquier persona.

Si quieres ahorrarte quebraderos de cabeza y centrarte en tu negocio, puedes empezar por delegar el mantenimiento de tu sitio web. De este modo tendrás a un profesional pendiente de tu web y ganarás tiempo para dedicarlo a otras tareas de tu negocio.

Error 2: Ofrecer trabajos gratis

Muchos freelancers cometen el error de ofrecer trabajos gratis con la esperanza de fidelizar clientes, personalmente estoy en contra de este tipo de "estrategia" y además puedo garantizarte que no es efectiva.

Cuando ofreces tu trabajo sin remuneración alguna es muy probable que se corra la voz y acabes teniendo múltiples encargos en un lapso corto de tiempo. No obstante, estás atrayendo a un tipo de "cliente" que en realidad no te conviene.

La mayoría de estas personas acudirán a ti solamente porque es gratis y con el único propósito de obtener el beneficio que les estás ofreciendo, no tienen la intención de convertirse en tus clientes si luego deberán pagar por otros encargos.

Para hacer aún más clara esta idea, considerando que la oferta de trabajo gratis atraiga a unas 30 personas interesadas, como mucho es posible que 3 vuelvan a solicitarte algún encargo si realmente les gustó el trabajo que realizaste y tal vez 1 se convierta en cliente. Honestamente, ¿crees que vale la pena?

Toma en cuenta que aunque el trabajo sea gratis deberás dedicarle tiempo y esfuerzo, imagina cuánto dinero estás perdiendo al calcular la cantidad de ingresos que habrías obtenido si las 30 personas hubieran pagado lo que realmente vale.

Tú podrías decirme "Vale, pero si cobro seguramente no atraeré a 30 personas" y eso es muy probable, pero tampoco estarás dedicando tu tiempo y esfuerzo a todos esos encargos, solamente trabajarás en aquellos que realmente paguen lo que mereces.

Error 3: Cobrar poco o demasiado

Otro error frecuente de freelancers principiantes. Sólo tú puedes ponerle precio a tu trabajo, pero toma en cuenta que si cobras poco o demasiado, igualmente estarás perdiendo y te explico por qué.

Si cobras poco posiblemente tendrás mucho trabajo, pero eso significa que estarás ingresando menos aunque dediques todo el tiempo y esfuerzo que se requiere.

Por otro lado, si cobras mucho es probable que no recibas muchos encargos y eso significa que tus ingresos pueden resultar insuficientes al final del mes.

Mi recomendación en este caso es que realices un estudio de mercado y consultes los precios que se manejan actualmente para el tipo de trabajo que tú realizas. Luego podrás establecer una cantidad justa para la calidad que ofreces, pero al menos tendrás un rango realista que te permita mantenerte competitivo.

Error 4: Ofrecer descuentos a nuevos clientes

Entiendo que puedas caer en este error con la intención de cerrar un trato o debido a la incertidumbre que genera el no saber si dicho cliente volverá a contratarte, pero no recomiendo que lo hagas con prospectos nuevos.

No se trata de regalar tu trabajo ni de hacerle un "favor" a este posible cliente. La idea de ofrecer un presupuesto justo es que la calidad de los resultados vaya acorde con la remuneración.

En tal sentido, el cliente no debe sentirse atraído porque pagará menos por el mismo trabajo, sino porque obtendrá el mejor trabajo posible a cambio de un pago justo.

Si lo deseas, puedes ofrecer algún descuento a clientes antiguos con la intención de "premiar" su fidelidad, pero no para cerrar un primer trato.

Error 5: No contar con un fondo de emergencia

En todo negocio se debe tener un fondo de emergencia y si eres autónomo no es una excepción. Todo lo contrario, cuando trabajas como freelancer debes saber que toma cierto tiempo conseguir ingresos fijos y constantes, pero igualmente debes estar preparado para los imprevistos.

Pasarás por algunas rachas donde no tendrás clientes o los pagos tardarán en llegar y, si no deseas endeudarte, lo mejor será que apartes algo del dinero disponible para tenerlo como respaldo en casos de emergencia.

Error 6: Ignorar a tu sexto sentido

Aunque estés comenzando a trabajar de manera independiente, es posible que tengas cierta experiencia como empleado y si no seguramente has lidiado con personas en diversos momentos de tu vida. Esto nos despierta un sexto sentido que es bastante perceptivo.

Si recibes un prospecto y al tratarlo sientes como que algo no encaja, mi consejo es que lo dejes ir porque casi en todos los casos acaban siendo malos clientes, del tipo que no paga o exige más de lo que debe en consideración con lo acordado.

Con el tiempo aprendes a distinguir a este tipo de clientes y créeme cuando te digo que es mejor tener pocos clientes buenos, que lidiar con muchos malos.

Error 7: No respaldar tu trabajo

Ciertamente es un error de principiante porque incluso al estudiar aprendes, por las malas, que siempre debes ir guardando tu progreso o te expones al riesgo de perderlo todo.

Pues bien, esto también forma parte de los errores de freelancers, así que estás a tiempo de corregirlo. Hoy en día puedes programar respaldos automáticos en la nube o en discos externos; de más está decirte que si requieres ayuda con esto soy la persona indicada.

Error 8: No definir a tu cliente ideal

En todos los trabajos existe un tipo de cliente que es ideal para lo que se ofrece y esto se debe a que cumple con ciertas características particulares para el servicio profesional que estás brindando.

Te recomiendo que vayas construyendo ese perfil desde el comienzo, de manera realista. Esto te servirá para evitar tener que lidiar con prospectos inadecuados y te facilitará mucho las cosas.

Error 9: Considera un presupuesto para tu negocio al calcular los precios

Otro de los errores de freelancers más comunes es que establecen sus tarifas en función de lo necesario para vivir y no consideran cierta parte a los gastos que requiere mantener un negocio o emprendimiento.

Incluso si trabajas por cuenta propia debes invertir en herramientas y equipos que te permitan desempeñar tu labor, todo eso implica un gasto que al final del año es bastante significativo, asegúrate de incluirlo en tus presupuestos.

Error 10: No tener un contrato

Este es, posiblemente, uno de los peores errores que puedes cometer como freelancers. No necesariamente debe ser un contrato elaborado por un abogado, puedes hacerlo tú mismo, pero es indispensable que sea aceptado por cualquier cliente nuevo.

En dicho contrato se especifican las expectativas, plazos, condiciones del trabajo y métodos de pago, por lo que obviarlo da lugar a la generación de situaciones realmente incómodas en el futuro.

Evítate dolores de cabeza y plantea un contrato a cualquier prospecto que solicite un trabajo, sobre todo si el trabajo a realizar es de envergadura, si se marcha sin siquiera considerarlo, entonces no es tu cliente ideal.

Error 11: No establecer un horario de trabajo

Cuando trabajas desde casa, literalmente tienes una oficina abierta las 24 horas pero este es un error que puedes corregir a tiempo si estableces un horario adecuado.

El exceso de trabajo no es saludable y tampoco te permitirá rendir de forma óptima, por lo que en lugar de generar más ingresos es posible que acabes perdiendo clientes.

Sigue mi consejo y define la cantidad de horas que dedicarás al trabajo, luego asegúrate de cumplirlas. Verás que con organización tendrás tiempo suficiente para descansar, hacer vida social y cumplir con tus deberes.

Claro está que deberás ser responsable en la determinación del tiempo de trabajo, esto tampoco significa que trabajarás una o dos horas al día nada más, recuerda que es tu fuente de ingresos.

Error 12: No mantener una comunicación adecuada con el cliente

Aprender a lidiar con los clientes es algo que conseguirás de forma progresiva pero mi consejo es que te asegures de mantener una comunicación frecuente y eficiente con cada uno de ellos.

Actualmente existen muchos medios como el email, los chats y el teléfono. Escoge cualquiera de ellos o combínalos para mantener a tu cliente informado sobre el progreso del trabajo.

En este aspecto ayuda mucho ponerse en el lugar del cliente para brindarle la atención que a ti te gustaría recibir. Además, esto puede hacerte destacar ante la competencia. Eso sí, establece un horario para que no acabes abrumado entre mensajes y llamadas a horas inadecuadas.

Error 13: No promocionar tu negocio

Hoy en día existen muchas estrategias de marketing que te ofrecen visibilidad en los medios digitales, aprovéchalas para hacerle saber a tu público objetivo que puedes brindarles la solución que están buscando.

Error 14: No hacer seguimiento a clientes antiguos

Hoy en día todos vivimos atareados y es un sentimiento común que "el tiempo no alcanza" por lo que resulta sencillo para tus clientes olvidarse de que les has ofrecido un presupuesto conveniente o tienes un nuevo servicio que es justo lo que necesitan en este momento.

Volver a contactar a aquellos clientes a los que alguna vez les hiciste un trabajo y quedaron satisfechos con el resultado puede ser útil para conseguir nuevas contrataciones. Basta con enviar un email, quizá no responda pero hay muchas posibilidades de que se restablezca el vínculo.

Error 15: No buscar nuevos clientes

Es muy frecuente estar tan ocupado con los trabajos que posees actualmente y evadir la búsqueda de nuevos clientes, pues consideras una prioridad cumplir con tus responsabilidades de hoy. Esto es un error.

Por muy ocupado que puedas estar en la realización de los proyectos actuales, debes procurar mantener la búsqueda constante de nuevos clientes si no quieres quedarte sin ingresos cuando acabes lo que estás haciendo ahora.

Aunque se trate de un proyecto a largo plazo, si realmente deseas que tu negocio crezca, no descuides la adquisición de nuevos clientes. Más adelante, si lo deseas, puedes considerar la contratación de un ayudante o empleado que te apoye en la realización del trabajo o simplemente deberás organizarte mejor, pero no te faltarán fuentes de ingresos.

Error 16: Utilizar tu número de teléfono personal para atender clientes

Este es otro de los peores errores de freelancers principiantes que puedes cometer. Es posible que sea el único número que tengas disponible, pero siempre puedes recurrir a otros medios como el email para comunicarte.

Lamentablemente, la percepción generalizada que se tiene del freelancer es similar a la de un empleado que puede explotarse y muchos clientes ni siquiera respetan los horarios al momento de contactarte.

Si deseas evitar ser interrumpido en horas inadecuadas, mi recomendación es que mantengas tus medios de comunicación personales aparte de los profesionales. Por ejemplo, tener un número de teléfono para tu negocio y utilizar WhatsApp Business. De este modo tu número de teléfono personal y la aplicación de WhatsApp no estarán vinculados a tu negocio, y podrás desconectar cuando toque.

Error 17: No cobrar extra por los encargos urgentes

Muchos clientes esperan que sus trabajos sean entregados a la brevedad, no importa si acaban de solicitarlos. En estos casos de "urgencia", mi recomendación es que cobres un importe adicional por su realización.

Te lo recomiendo porque en la mayoría de los casos no se trata verdaderamente de una urgencia, simplemente son clientes que no saben esperar y si tu negocio es exitoso seguramente tendrás otros encargos que deben ser atendidos primero.

Para corregir este tipo de comportamiento en los clientes o por lo menos recibir una compensación por las horas extras que deberás dedicar para entregar su trabajo en tiempo récord sin descuidar los demás encargos, es justo que cobres un porcentaje adicional o tarifa extra por urgencia.

Error 18: Cobrar por adelantado y establecer fecha de caducidad para el presupuesto

La regla de oro en el trabajo freelancer es cobrar por adelantado, especialmente cuando se trata de clientes nuevos. Más adelante, si estableces un vínculo profesional adecuado con algunos de ellos y tienes la certeza de que cumplirán con los pagos, puedes considerar la posibilidad de cobrarles al momento de la entrega.

Lo ideal sería cobrar siempre por adelantado, pero digamos que ese puede ser un beneficio para la fidelización de clientes antiguos.

En este mismo orden de ideas, te recomiendo que definas una fecha de caducidad en cada presupuesto que realices. Algunos prospectos llegan sólo para consultar precios y acaban contratando a otros, luego no quedan satisfechos con el trabajo recibido y esperan poder contratarte bajo las mismas tarifas que ofreciste meses antes.

Puede que aún le cobres lo mismo, pero lo más seguro es que la inflación haya hecho lo suyo durante ese tiempo y hayas debido ajustar las tarifas. Lo mejor para evitar inconvenientes en estos casos, es determinar una fecha de caducidad adecuada para cada presupuesto.

Espero que aprendas de mis errores y estos consejos puedan facilitarte el camino hacia el éxito en tu carrera como freelancer, personalmente estoy muy contento de trabajar por cuenta propia y es un estilo de vida que recomiendo, siempre y cuando sepas cómo manejarlo.

Sobre mí

Sobre mí

¡Hola! Me llamo Jose AMD, vivo en Sevilla y soy Desarrollador Web. Estoy aquí para ayudarte a crear y mejorar tu página web, para que así puedas convertir tus grandes ideas en realidad. ¡Infórmate!

Déjame un mensaje

Me gustaría saber más sobre ti, tus proyectos y cómo crees que puedo ayudarte con tu página web. Puedes contactar conmigo enviándome un email a info@joseamd.es o rellenando el siguiente formulario, como prefieras 😉

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Scroll al inicio