Si nunca antes has escuchado sobre el tema hijo en WordPress o no tienes una idea clara de lo que se trata, lee este post donde te explico lo que es, sus beneficios y, lo más importante, cómo crearlo en tu web.

Tema hijo en WordPress

¿Qué es un tema hijo en WordPress?

Con mayor frecuencia se le identifica como child theme y, básicamente, es un tema derivado de la plantilla original de WordPress que adquiere todas sus funcionalidades, con la ventaja de que puedes efectuar todo tipo de modificaciones y no perderás nada cuando actualices.

Esto significa que podrás conservar las modificaciones de código que realices aunque actualices el tema padre, porque habrán sido aplicadas en los archivos del tema hijo.

En esencia, el tema hijo en WordPress contiene todos los archivos del tema padre, pero puedes sobreescribirlos, añadir código adicional o efectuar cambios visibles en la página sin afectar la plantilla original.

¿Para qué sirve?

La utilidad esencial del tema hijo en WordPress es separar las modificaciones o personalizaciones que apliques a tu sitio web del aspecto general que posee la plantilla padre.

Esto es especialmente conveniente para asegurarte de no perder nada durante una actualización de theme, pues todos los cambios que implica este proceso se aplicarán a la plantilla padre, mientras que tus modificaciones estarán seguras en el tema hijo.

Actualizar con seguridad

Es lo que te he venido explicando, podrás tener tu plantilla actualizada para beneficiarte de la corrección de errores sin perder las personalizaciones que hayas aplicado.

Estar protegido contra los fallos

Esta es una cualidad especialmente útil para los programadores. El child theme no tiene funcionalidades propias, ya que se trata de una derivación de la plantilla padre.

Lo anterior implica que aunque pases por alto crear algún archivo o complemento, esto no tendrá ningún impacto en el aspecto final de la web porque cuenta con el respaldo del tema original. Cualquier fallo o deficiencia del tema hijo, será proporcionada y cubierta por el padre.

Ampliar y mejorar fácilmente el tema

Puedes optar por crear un tema hijo "vacío" que luzca exactamente igual al padre y aplicarle modificaciones progresivamente. Esto significa que tienes todo el tiempo del mundo para trabajar en su construcción y la página se mantendrá activa.

Poder volver al estado anterior

Si te equivocas en algún momento de la construcción del tema hijo en WordPress, puedes deshacer fácilmente los cambios, borrar archivos o toda la plantilla y no dañarás nada porque la funcionalidad se encuentra en el padre.

¿Cuáles son los beneficios de crear un tema hijo en WordPress?

Existen ciertas situaciones en las que recomiendo crear un child theme o que contrates a un especialista como yo para que lo haga por ti, de modo que puedas sacar provecho a los siguientes beneficios.

Hacer modificaciones en la plantilla

En ocasiones, deseas ampliar la funcionalidad de tu web o modificar ciertos aspectos puntuales, sin necesidad de rediseñar la página por completo.

Incluir o eliminar barras laterales, cambiar los menús o ubicarlos en otro lugar, crear formularios, añadir botones, modificar colores… todo esto forma parte de los cambios que habitualmente suelo hacer en las webs de mis clientes y la mejor manera de hacerlo es con un tema hijo.

Incluso si deseas hacerlo por tu cuenta siempre que tengas un mínimo de conocimientos de programación, al utilizar este método podrás ejecutar los cambios con la seguridad de que no perderás todo ese trabajo cuando pulses el botón de actualizar.

Añadir nuevas funcionalidades al tema

En concordancia con lo anterior, si quieres ampliar la funcionalidad de tu web, utilizar un tema hijo es la mejor opción.

Por ejemplo, si creas una tienda de WooCommerce podrás personalizar las plantillas de cada producto creando una carpeta dentro del tema con lo que desees modificar. La ventaja es que al ubicarla en el tema hijo, no desaparecerá con la próxima actualización.

Ampliar el rango de crecimiento de la web

Esto dependerá del tipo de página que tengas, pero si consideras que puedes ampliarla añadiendo nuevas funcionalidades en el futuro, ya sea para monetizarla o simplemente llevarla a un nivel superior, valorarás tener un tema hijo en el cual realizar las modificaciones necesarias.

Cambiar el aspecto de la web con la frecuencia que desees

Si te gusta renovar la apariencia de tu sitio para mantener motivados a tus lectores y sentirte a gusto con ella, te ahorrarás mucho esfuerzo y tiempo al contar con diversos temas hijos para añadir a la plantilla padre.

Sacar provecho a las plantillas de ThemeForest

Este tipo de plantilla puede causar muchos dolores de cabeza, porque no son precisamente las más prácticas ni fáciles para trabajar y las actualizaciones suelen generar problemas. Pero puedes evitarte todo esto si creas un tema hijo que contenga tus modificaciones.

¿Cómo crearlo?

Para crear un tema hijo en WordPress tienes varias opciones. A continuación te describo cada una de ellas, de modo que puedas escoger la que más te convenga.

Solicítalo al creador del tema

Por lo general, los temas Premium suelen contener dos plantillas: la básica y un child theme. Para localizarlas debes buscar en el archivo de descarga o la página oficial en caso de que debas descargarlo adicionalmente. Si no lo encuentras, escribe al soporte solicitando su orientación.

Normalmente, el propio equipo de soporte te proporciona una guía con las instrucciones necesarias para instalar este tema. Suele estar contenido en un archivo zip y sólo debes subirlo como cualquier otra plantilla, eso sí, no puedes borrar el tema padre o perderás toda la funcionalidad de tu web.

Por ejemplo, si utilizas el tema Astra puedes crear el tema hijo haciendo clic aquí.

Sólo tienes que rellenar un pequeño formulario y después hacer clic en el botón "Generate". Una vez tienes el archivo ZIP en tu ordenador sólo faltaría subirlo y activarlo en tu web.

Créalo manualmente

Si consideras que sabes todo lo necesario o te gustan los retos, puedes probar crear tu tema hijo manualmente. Para ello debes saber entrar a los archivos de la web vía FTP o cPanel, otra opción sería que los crees tú mismo y los subas como una nueva plantilla.

Si te interesa hacerlo manualmente, te recomiendo que hagas clic aquí y le des un vistazo a los códigos necesarios para hacer esto posible.

Utiliza un plugin

Si lo anterior parece demasiado complicado, recurre a un plugin, después de todo los crean para facilitarnos la vida. En este caso te recomiendo utilizar Child Theme Configurator.

Es bastante intuitivo, por lo que no tendrás problemas para utilizarlo. Igualmente, el creador ha incluido una guía sobre el proceso paso a paso dentro de la propia página de descarga.

Déjalo en mis manos

Si no quieres complicarte la vida con los tediosos procesos de programación o configuración, déjalo en mis manos. Puedo ayudarte con mis servicios de mantenimiento web y asistencia técnica.

De esta manera, tendrás un tema hijo de WordPress funcionando en tu web más rápido de lo que imaginas y te garantizo que podrás aplicar en él todas las modificaciones que desees para tu página, y sin riesgo de perder nada durante las actualizaciones.

¿Te gustó este artículo? Si es así, compártelo con tus amigos y conocidos 😉

Sobre mí

Sobre mí

¡Hola! Me llamo Jose AMD, vivo en Sevilla y soy Desarrollador Web. Estoy aquí para ayudarte a crear y mejorar tu página web, para que así puedas convertir tus grandes ideas en realidad. ¡Infórmate!

Déjame un mensaje

Me gustaría saber más sobre ti, tus proyectos y cómo crees que puedo ayudarte con tu página web. Puedes contactar conmigo enviándome un email a info@joseamd.es o rellenando el siguiente formulario, como prefieras 😉

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Ir arriba