En este post me gustaría explicarte cuáles son las ventajas de cobrar por adelantado y cómo hacerlo para que sea todo un éxito, ya que implementar esta modalidad tiene sus secretos y requiere ciertas acciones de tu parte para no fracasar en el intento.

Cobrar por adelantado

¿Cuándo es el mejor momento para cobrar tus servicios?

Cuando las personas comienzan a trabajar por cuenta propia o de manera freelance surgen ciertas interrogantes que les preocupan, una de ellas es el momento adecuado para cobrar, ya sea antes o después de prestar un servicio.

En tal sentido, muchos aseguran que dependiendo de la naturaleza del trabajo es necesario cobrar antes o después de haber prestado el servicio.

Lo mismo sucede con el importe a cobrar y, efectivamente, en esta situación también influye el servicio que se presta o el producto que se vende.

Es justo decir entonces que existen factores internos y externos que influyen en esta decisión, como por ejemplo el servicio que se ofrece, quién pagará aquello que se ha contratado, el nivel de conocimiento que dispone la persona que brinda el trabajo y muchos otros.

Factores que influyen en la forma de cobrar tus servicios

En este punto abordaremos aquellos factores internos correspondientes a tu persona y seguidamente los externos que se relacionan con el cliente, el sector en el que trabajas y el servicio que ofreces.

Personales

En primera instancia debe estar claro que aquellos factores personales que no deben influir sobre tu trabajo son precisamente los privados o particulares que afectan tu día a día, como tu situación económica, problemas de relaciones interpersonales, aspectos sociales y otros.

En cambio, los que sí deben influir de alguna u otra manera en el momento en el que cobras tus servicios son tu reputación, referencias, experiencias e incluso conocimiento.

Estos aspectos sí pueden tener que ver con el momento en el que cobras tus servicios. Un ejemplo claro de ello es cuando las personas comienzan a trabajar en una modalidad particular o simplemente se están dando a conocer en el mercado, cuando es poco probable que gocen de cierta reputación o experiencia formada. En esos momentos suele suceder que el trabajador se ve obligado a cobrar su trabajo, tras haberlo realizado.

En cambio, cuando se trata de una persona a quien le precede su reputación y es reconocida en el sector, cobrar por adelantado es la mejor alternativa y esto además brinda al cliente la confianza de que a pesar de que el pago se realice con anterioridad, su servicio será prestado.

Relacionados con el cliente

En este punto en particular el principal aspecto vinculado al cliente es la relación que mantienes con él, esto significa que usualmente se cobra de acuerdo con el vínculo que exista entre ambas partes.

Cuando el cliente es nuevo, lo lógico es cobrar por adelantado, en vista de que no se conoce a la persona o empresa a la que se presta el servicio. En cambio, cuando se trata de clientes que se encuentran fidelizados, son antiguos o se les ha realizado algún trabajo previamente y se conoce la reputación de su persona o empresa, es posible cobrar después, una vez terminado. O bien, por adelantado si suele demorarse en realizar el pago y no es muy responsable.

Sector

El sector del mercado al cual está orientado el servicio o producto que ofreces es otro factor de peso para decidir entre cobrar por adelantado o después de haber realizado el trabajo.

Muchos sectores, como por ejemplo el gastronómico, deben cobrar después de haber realizado su trabajo. Es decir, el comensal paga una vez que ha terminado su comida y no antes.

En cambio, en lo que respecta a la modalidad de trabajo freelance, sobre todo en las áreas de redacción, servicio web y otras, cobrar por adelantado es la mejor alternativa.

Esto se debe en gran parte a que usualmente la relación entre el trabajador y el cliente es a distancia o digital, lo que hace sumamente difícil el cobro una vez que se ha entregado o realizado el trabajo.

Naturaleza del servicio

Finalmente, el último factor que influye en la modalidad de cobro es la naturaleza del servicio que se presta. Por ejemplo, el tiempo que se demora o la condición de la contratación.

Cuando se habla de tiempo se hace alusión a la rapidez o lentitud con que se puede prestar un servicio, usualmente aquellos que demoran mucho más pueden cobrarse por adelantado, mientras que si se trata de alguno a realizarse en cuestión de minutos u horas, es posible efectuar el cobro al finalizar.

Lo mismo ocurre con el tiempo de contratación, si es recurrente puede abordarse la modalidad de cobro posterior al servicio, mientras que si se trata de casos puntuales el pago anticipado es la mejor alternativa.

También es oportuno considerar la modalidad de cobro anticipado por porcentaje de manera que pueda pagarse cierta parte antes de realizar el servicio y el restante después, previo acuerdo con el cliente, ya sea 50% y 50%, en partes de 25% u otros.

Entonces, ¿debo cobrar por adelantado?

Para responder a esta interrogante debo decirte que sí, bajo ciertas condiciones y por ello te comentaré mi experiencia.

Yo cobro el 100% por adelantado hasta 1000€, a partir de esta cantidad divido el trabajo a realizar en fases y solicito el pago con anticipación en cada fase.

Dependiendo del tipo de trabajo, el método de pago es uno u otro:

  • Para trabajos recurrentes como mi servicio de mantenimiento web, lo cobro por domiciliación bancaria a través de GoCardless. De este modo me despreocupo de estar cobrando, ya que automáticamente se realiza el débito cada mes.
  • Para trabajos puntuales como mi servicio de asistencia técnica, doy más opciones de pago. Los clientes pueden pagar a través de tarjeta de crédito, PayPal o transferencia bancaria.

Los 2 principales motivos por los que decidí cobrar por adelantado son los siguientes:

  • Me agotaba bastante tener que estar detrás de los clientes para recibir el pago y además me quitaba mucho tiempo de trabajo.
  • Evito los impagos. Desgraciadamente hay algunas personas que encargan trabajos y cuando lo tienen desaparecen, he tenido varios clientes de estos.

¿Cómo cobrar por adelantado con éxito?

Una vez aclarado que el cobro por adelantado es tu mejor opción cuando se trata de modalidad freelance o teletrabajo, es conveniente informarte cómo puedes solicitar este pago anticipado y tener éxito.

Para ello es fundamental considerar 4 claves del proceso: establecer las condiciones de pago, dejar claro que el mismo es anticipado, elaborar un documento que asegure la prestación del servicio una vez pagado y emitir una factura inmediatamente se reciba el pago del cliente.

Establecer las condiciones de pago

Una de las principales formas de mantener una relación laboral positiva es tener una comunicación adecuada, para ello en este punto en particular es importante que al principio establezcas las condiciones de pago y sea el cliente quien decida si aceptar o no tus términos.

Esto se debe a que cada trabajador por cuenta propia conoce cuáles son los gastos que pueden generar ciertos proyectos o servicios en particular, antes de desempeñarlos y por lo tanto constituye una razón de peso para solicitar el pago anticipado, bien sea en su totalidad o por porcentajes, dependiendo de algunas características del sector del mercado y otras mencionadas anteriormente.

Cuando se aclara el motivo por el cual se solicita el pago anticipado, el cliente suele acceder con mayor facilidad.

No se trata de justificar tus acciones, sino de generar confianza en los potenciales clientes para evitar perder las oportunidades.

Sin embargo, debes ser fiel a tu modalidad de cobro y una vez que hayas decidido la que desees implementar, mantenerla en el tiempo con tus clientes.

Dejar claro que el pago es anticipado

Hace mucho tiempo existe una frase que asegura que el dinero no tiene amigos y, efectivamente, cuando se trata de pagos es mejor dejar claro desde el principio la modalidad a través de la cual se realiza el cobro.

En tal sentido, la forma ideal de hacerlo es insertando una cláusula junto con el presupuesto que se proporciona a un cliente potencial, en la que se pueda establecer tanto el tiempo de entrega como la condición bajo la cual será realizado, ya sea el pago en su totalidad por anticipado o por porcentajes correspondientes al cumplimiento de fases.

Lo ideal es que la solicitud se haga de la forma más respetuosa y natural posible sin parecer irrespetuoso o insistente, recuerda que una vez que el cliente aceptó el presupuesto, también ha asumido el compromiso de cumplir con las condiciones de pago establecidas en él.

Elaborar un documento que asegure la prestación del servicio una vez pagado

En la actualidad es común en la modalidad freelance disponer de un contrato de colaboración en el que ambas partes establezcan las obligaciones y derechos de cada uno, además de especificar la forma de pago y los términos concretos referentes al servicio a prestar.

Este documento asienta las bases legales del trabajo, muestra una imagen mucho más profesional y aporta tranquilidad a ambas partes involucradas, generando confianza durante todo el proceso.

Emitir una factura inmediatamente se reciba el pago del cliente

Finalmente, emitir una factura fiscal dotada de legalidad ayuda a asegurar al cliente que recibirá su servicio aún habiendo pagado antes del trabajo. Esto constituye una especie de garantía tanto para el trabajador como para la empresa o persona que ha contratado tus servicios.

Además, esto es una forma de asegurar y demostrar que se ha emitido y recibido un pago en concreto por concepto de cierto producto o servicio a prestar.

Ventajas de cobrar por adelantado

Aunque, sin duda, son muchas las ventajas de cobrar con anticipación, las tres principales son las siguientes:

  • Permite activar y mantener el flujo de dinero. En proyectos principalmente a largo plazo, de manera que la economía se mantenga en constante movimiento.
  • Te brinda la seguridad de que no tendrás que perder tiempo y dedicar gran esfuerzo y horas de preocupación para cobrar a un cliente que no desea pagarte, pero ya ha recibido su servicio.
  • Te permite gozar de liquidez para cubrir los gastos generados por la puesta en marcha de cualquier proyecto o servicio que lo amerite, de manera que puedas contar con las herramientas o materiales necesarios para llevar a cabo tu trabajo.

¿Te gustó este artículo? Si es así, compártelo con tus amigos y conocidos 😉

Sobre mí

Sobre mí

¡Hola! Me llamo Jose AMD, vivo en Sevilla y soy Desarrollador Web. Estoy aquí para ayudarte a crear y mejorar tu página web, para que así puedas convertir tus grandes ideas en realidad. ¡Infórmate!

Déjame un mensaje

Me gustaría saber más sobre ti, tus proyectos y cómo crees que puedo ayudarte con tu página web. Puedes contactar conmigo enviándome un email a info@joseamd.es o rellenando el siguiente formulario, como prefieras 😉

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Ir arriba